¿Mal aliento? Te enseñamos como corregirlo

La halitosis, o mal aliento, es un problema que afecta a todos en algún momento y es muy desagradable. Si se padece constantemente, además del olor desagradable, puede causar falta de confianza y vergüenza. Pero ya que estás aquí, te diremos sus causas y cómo combatirlo.

 

Las causas que van más allá de la mala higiene bucal pueden ser virus, algunas enfermedades de la garganta, algún problema nasal, boca seca o consumir alimentos fuertes. En estos casos, se recomienda acudir al especialista para resolver estos problemas.

 

En el caso de que no sea por alguna de las causas anteriores, la razón probable es la higiene bucal. Ahora tú me dirás, «Yo sé lavarme los dientes», pero un gran porcentaje de las personas no posee la técnica correcta de cepillado, lo que provoca que no se eliminen los restos de comida adecuadamente y, con el tiempo, se forme placa bacteriana, lo que lleva a otras enfermedades derivadas como gingivitis, caries y sus complicaciones.

 

Otra cosa muy importante a considerar es cepillarse la lengua, ya que en la lengua se acumula una gran cantidad de bacterias y no removerlas con el cepillado va formando placa y, con el tiempo, halitosis. Otro aspecto muy importante es utilizar hilo dental para sacar alimentos acumulados entre los dientes que quizás no se eliminan con el cepillado normal.

 

La técnica correcta de cepillado inicia con el hilo dental, con el cual, al insertar el hilo entre los espacios y abrazar los dientes anexos, eliminarás restos de alimentos. Posteriormente, pasas al cepillo con el cual haces un movimiento circular y después, en un ángulo de 45 grados, deslizas de arriba hacia abajo. Para la zona trasera del diente, ubica el cepillo acostado vertical y desliza de atrás hacia adelante hasta que sientas con tu lengua que esté suave. Para finalizar, cepilla tu lengua de atrás hacia adelante aproximadamente 10 veces.

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Suscribete a nuestro contenido

Otros artículos